Cristina Casas

Trabajadora Social.
Máster en Autismo e Intervención psicoeducativa
Inclusión social, TEA, TGD.

Técnicas Compementarias

Soy Cristina Casas, Trabajadora Social y Fundadora del Centro de Neurodesarrollo y Neurorrehabilitación VIBRA.

Desde muy pequeña tengo la suerte de haber descubierto mi vocación: dedicar mi vida a ayudar a otras personas.

Con 15 años decidí comenzar una labor como voluntaria con niños con autismo y, al conocer ese “mundo”, quedé completamente enamorada de él.

Todas mis formaciones siempre han ido dirigidas a la labor humanitaria y social, diplomándome como Trabajadora Social en 2012.

Durante mi época universitaria seguía formándome en todos aquellos aspectos relacionados con el neurodesarrollo y sus trastornos, haciendo de ello mi gran pasión.

Me resulta fascinante el funcionamiento y la comprensión del cerebro y de cómo está conectado mente-cuerpo-emociones.

Tras finalizar mis estudios como trabajadora social, realicé un Master en Autismo e intervención psicoeducativa y otras varias especializaciones del campo de los TEA Y TGD. En 2015 me adentré en el fascinante mundo de la psicología y decidí estudiar el Grado de Psicología en la UNED, a su vez y de manera paralela, me fui formando en otras técnicas complementarias basadas en el autoconocimiento, la inteligencia emocional y la visión holística del ser humano y de todas las cosas. Por lo que dejé la uned para encauzar mi camino hacia estos nuevos tipos de conocimientos. Gracias a estas técnicas, puedo conseguir una relación terapéutica más directa y eficaz, porque la persona es consciente del origen de su malestar y logra resolverlo por sí misma.

Tras 15 años de trabajo dedicados en exclusiva a mejorar la calidad de vida de las personas con autismo y sus familias en diferentes Asociaciones y Centros, tomé la decisión de crear mi propio proyecto dedicado al Neurodesarrollo y  la Neurorrehabilitación, con unos cimientos basados en mis creencias y mi filosofía que tienen como pilar el deseo y la vocación por lo que se hace; y la atención integral y única para cada persona; y la búsqueda incansable de los mejores resultados.

Y así nació VIBRA, “Un rinconcito en el mundo donde tener claro que todos los profesionales van a hacer todo lo posible para hacer de tu vida, una vida plena y satisfactoria, en todos los sentidos”

Tuve la gran suerte de encontrarme en este bello camino, con unos maravillosos compañeros, que además de su impecable recorrido profesional, compartimos la misma filosofía y las mismas iniciativas profesionales y personales.

En VIBRA, todo el equipo nos enriquecemos, nos apoyamos como una gran familia, y nos dedicamos de pleno a mejorar la calidad de vida de todos nuestros usuarios y sus familias.

La calidad de un servicio nace desde adentro, y desde el amor, solo puede salir los mejores resultados.

777-min