Terapia Ocupacional. Área Infanto-Juvenil

Terapia Ocupacional. Área Infanto-Juvenil.

La Terapia Ocupacional se ocupa de la promoción de la Salud y el Bienestar a través de la ocupación. El principal objetivo de la terapia ocupacional es capacitar a las personas para participar en las actividades de la vida diaria.

Los terapeutas ocupacionales logran este resultado mediante la habilitación de los individuos para realizar aquellas tareas que optimizarán su capacidad para participar, o mediante la modificación del entorno para que éste refuerce la participación.

La terapia ocupacional en el ámbito de la infancia tiene el objetivo de favorecer un desarrollo armónico que facilite al niño participar con autonomía en las diferentes áreas ocupacionales (autocuidado, juego y educación). El terapeuta ocupacional conoce el desarrollo infantil, posee una visión holística y realiza un análisis exhaustivo de la tríada niño–entorno–ocupación a fin de ubicar los diferentes factores que impactan en su hacer diario.

¿Cuando acudir al Terapeuta Ocupacional Infantil?

Para venir a Terapia Ocupacional infantil, no hace falta tener un diagnóstico o etiqueta que defina nuestro problema, alteración o particularidad personal.
Todo niño o niña que vea alterada cualquiera de las áreas ocupacionales podrá beneficiarse de nuestro servicio.

  • Actividades de la vida diaria (AVD): Bañarse, ducharse, control de esfínteres, vestirse, comer, alimentarse, movilidad funcional, cuidado de los dispositivos de atención personal, higiene y arreglo personal, sexualidad, aseo e higiene en el inodoro.
  • Actividades instrumentales de la vida diaria (AIVD): Cuidar de otros, gestión de la comunicación, movilidad en la comunidad, uso del dinero, gestión y mantenimiento de la salud, colaborar en tareas del hogar, participar en sus creencias si las tiene, mantenimiento de la seguridad y responder a la emergencia de un peligro, comprar, etc.
  • Descanso y sueño: descansar, dormir, prepararse y participar para la hora de sueño.
  • Juego: exploración y participación, adecuada a la edad.
  • Ocio y tiempo libre: exploración y participación.
  • Participación social: en la comunidad, con la familia, con compañeros y amigos.

¿Como trabajamos?

Nuestra principal herramienta va a ser el juego. La experiencia de juego opera cambios en la arquitectura del cerebro, especialmente en los sistemas relacionados con la emoción, la motivación y la recompensa.

Partiendo del respeto y los intereses del niño o niña se creará una relación terapéutica que facilitará el proceso de Terapia ocupacional, coordinado tanto con los padres, madres, tutores o familiares interesados, como con otros profesionales que intervengan en el día a día del niño o niña.

  • Evaluación: Perfil ocupacional, análisis del desempeño ocupacional.
  • Intervención: Plan de intervención, aplicación de la intervención, revisión de la intervención (Debe incluir metas y objetivos medibles, consensuados con el niño o niña y sus cuidadores).
  • Resultados: deben apoyar la salud y la participación en la vida diaria a través del compromiso con la ocupación y realización de sesiones de seguimiento para afianzar las habilidades conseguidas.
  • Trabajamos de forma individualizada con cada niño.

Ver otros servicios del área infanto-juvenil